Martes 21 de mayo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 5.18.2018

Preocupación en el Puerto de Buenos Aires por posibles despidos

La Federación Marítima se declaró en “estado de Alerta, Movilización y Asamblea Permanente”, ante a la posibilidad efectiva de 200 despidos en Terminales Río de La Plata. Ayer se realizó una asamblea con los dirigentes sindicales en la puerta de la Terminal 4 pero por ahora, no habrá paro.

La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA), conducida por Juan Carlos Schmid, manifestó, en una asamblea realizada ayer al mediodía, la preocupación por posibles despidos en una de las terminales portuarias de Buenos Aires, el pedido del aumento salarial y definiciones sobre el futuro del puerto.

Actualmente, la FeMPINRA acató la Conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Sin embargo, la posibilidad de realizar una medida de fuerza en las próximas semanas sigue latente.

"Hoy hay gran preocupación dentro de las terminales por los puestos de trabajo, pero también por la cuestión salarial, en un conflicto en donde primó la falta de respuesta del Estado a través de la Administración General de Puertos (AGP)”, expresó Roberto Coria, secretario general del Sindicato de Guincheros y Maquinistas.

La problemática se enfoca en Terminales Río de la Plata (TRP), tras conocerse que dos líneas marítimas que funcionaban allí deajarán de hacerlo a partir del 27 de julio. Ambas pasarán a estar a cargo de la Terminal 4. Ante esto, se expresó en la asamblea de ayer, que los empresarios de TRP podrían solicitar ante el Ministerio de Trabajo el procedimiento preventivo de crisis, lo que haría peligrar 200 puestos de trabajo del puerto.

"Se vienen acumulando malas señales acerca de la posibilidad de despidos en el Puerto de Buenos Aires, y no podemos estar ajenos a esta situación. Llevaremos adelante todas las medidas de fuerza a nuestra disposición para impedir que se siga dejando en la calle a nuestros compañeros”, reconoció Schmid, en las últimas horas.

Por otro lado, dirigentes sindicales que tomaron la palabra ayer buscaron diferenciar el problema comercial que puedan tener las empresas encargadas de las terminales del Puerto de Buenos Aires de un conflicto político, que se desata luego del proyecto que la Administración General de Puertos (AGP) propuso para el funcionamiento y operativa de todo el Puerto.

"Vamos a tener un único operador portuario, en una única terminal con más capacidad que la que tienen las actuales hoy. Seguimos los parámetros de los puertos de Valencia, Rotterdam, Barcelona y Veracruz. Son patrones de 1500 metros de largo (frente de muelle) por 500 metros (de profundidad en tierra)” anunció en abril, Gonzalo Mórtola, titular del Puerto Buenos Aires.

En este sentido, FeMPINRA expresó su preocupación en varias oportunidades. Sin ir más lejos, en el comunicado que anunciaba la asamblea de ayer manifestaron, entre los puntos a tratar, "la incertidumbre generada a partir de la falta de respuestas del Estado Nacional sobre la integración de todos los trabajadores en los pliegos de licitación".

Por ello, en la readecuación futura de la operativa del Puerto, aún restan garantizarse, todos los puestos de trabajo. Una complicación que hoy atraviesa mayormente TRP, pero que varió, en los últimos años, entre las diferentes terminales del puerto con retiros voluntarios, despidos y amenazas de baja de trabajo.