Lunes 23 de julio de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 30.18.2018

El mensaje de Pence a los centroamericanos: “retengan a sus niños”

Durante una reunión con los mandatarios de los llamados países del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala), el vicepresidente de Estados Unidos habló de una “crisis” de inmigrantes de Centroamérica hacia Estados Unidos que “amenaza la seguridad” estadounidense, pero no mencionó a los más de 2.300 niños separados de sus familias y ubicados en centros de detención en la frontera sur de su país.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó que las medidas migratorias tomadas por el gobierno de su país buscan “lo mejor” para los estadounidenses y países vecinos, en referencia a la política “tolerancia cero” que ha separado de sus familias a más de 2.300 niños inmigrantes y los ha ubicado en centros de detención.

Este viernes, durante una reunión con los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, Honduras, Juan Orlando Hernández y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, Pence aseguró que en Estados Unidos hay una “crisis” de inmigrantes de esos países (más de 150 mil personas este año).

“Les dije a los presidentes que esto tiene que terminar. Esto amenaza la seguridad de Estados Unidos y también, como nosotros respetamos sus soberanías, sus fronteras, nosotros insistimos en que ustedes respeten la nuestra”, reafirmó.

En la reunión, realizada en Guatemala, el vicepresidente estadounidense no hizo referencia a la separación y detención de familias inmigrantes, una práctica que ha separado a más de 2.300 niños de sus familiares para ser llevados a centros de detención, mientras los adultos enfrentan un proceso judicial.

La política de “tolerancia cero” que ha implementado el presidente Donald Trump, ha provocado el repudio internacional por violar los derechos humanos de los niños inmigrantes. Aunque el mandatario firmó una orden ejecutiva para detener la separación de familias, no pone fin a la práctica, pues los menores seguirán detenidos junto a sus padres.

Mientras se organizaban para este sábado más de 750 eventos en 50 estados norteamericanos en protesta contra las políticas migratorias de Trump, el vicepresidente de Estados Unidos aconsejaba a los centroamericanos retener a sus niños.

“Si quiere venir a Estados Unidos, venga legalmente o no venga en absoluto. No arriesgue sus vidas ni las de sus niños viniendo por el camino de narcotraficantes y traficantes de personas. Quédense en sus hogares y su tierra natal. Retengan a sus niños”, dijo Pence en la reunión con los presidentes de los llamados países del Triángulo Norte.

Por su parte, el presidente de Guatemala dijo que en el encuentro se habló de la “migración irregular”, entre otros temas.

Morales se refirió a la necesidad de hablar de “una reforma migratoria” para que muchos “hermanos” que están en Estados Unidos regularicen su situación. Además recordó que su país recientemente solicitó el Estatus de Protección Temporal (TPS) para sus migrantes, pero aún no recibió respuesta.

El mandatario guatemalteco, también dijo haber recibido “la sugerencia” por parte de Estados Unidos, de fortalecer las fronteras, junto con El Salvador y Honduras, para “combatir el crimen organizado”.