Martes 18 de septiembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 19.18.2018

Estados Unidos abandona Consejo de Derechos Humanos de la ONU

La embajadora estadounidense, Nikki Haley, anunció que su país solo regresará si se introducen reformas.

La embajadora estadounidense, Nikki Haley, anunció este martes que Estados Unidos se retira del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) y que no regresará a no ser que se introduzcan reformas en esa organización.

El motivo para abandonar el Consejo se debe a que otros Estados “no tuvieron el coraje de unirse a nuestra lucha para reformar un organismo hipócrita y que solo se preocupa por sus propios intereses y se burla de los derechos humanos”, afirmó Haley durante una conferencia conjunta con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Además, aseguró que la presencia norteamericana es “la última pizca de credibilidad que tiene el Consejo” y que continuaran “abogando por reformas”, como condición para reintegrarse.

El anuncio se da un día después de que el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, instara a las autoridades de la administración del presidente Donald Trump a terminar con la separación forzada de niños de las familias inmigrantes, que llegan a territorio estadounidense a través de la frontera con México.

En el marco de un discurso en la 38 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Al Hussein calificó esta práctica, “sancionada por el Gobierno” de Estados Unidos, como “abuso intolerable contra los niños”, que puede causar “daños irreparables para toda la vida”, según la Asociación Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés).

Por otro lado, la representante de Estados Unidos afirmó que retirarse es el “único paso coherente”, porque el Consejo está “irremediablemente sesgado en contra de Israel”.

Haley se refirió al “enfoque desproporcionado y la hostilidad interminable contra Israel”, lo que Washington considera “una prueba de que el Consejo está motivado por sesgos políticos, no por los derechos humanos”.

“El Consejo socava nuestros intereses nacionales y los de nuestros aliados”, y Estados Unidos “no será cómplice” de ello, agregó el secretario de Estado, Pompeo.

En varias ocasiones, la ONU ha rechazado los actos violentos en la Franja de Gaza por parte del Ejército de Israel contra los palestinos.

El 1 de junio último, Estados Unidos vetó una resolución presentada ante el Consejo de Seguridad de esa organización, donde se condenaba la violencia de las fuerzas israelíes contra los civiles palestinos, emitiendo el único voto en contra de los 15 Estados miembros.

Estados Unidos sería el primer país que decide abandonar voluntariamente el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.