Martes 18 de septiembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 18.18.2018

Ecuador: una misión del FMI llegará el 20 de junio

Según anunció el Ministerio de Economía y Finanzas de ese país, el organismo multilateral brindará apoyo técnico en supervisión financiera. Negó un acuerdo crediticio con el FMI, pero no lo descartó para un futuro.

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegará a Ecuador el próximo 20 de junio para brindar “apoyo técnico” en supervisión financiera, informó el Ministro de Economía y Finanzas de ese país, Richard Martínez.

Desde su cuenta en Twitter, el Ministerio detalló que ese organismo multilateral se enfocará en temas relacionados con las reglas macrofiscales y la supervisión de bancos y cooperativas.

Martínez negó un acuerdo crediticio con el FMI, pero no lo descartó para un futuro y aseguró que el “acercamiento” de su país con ese organismo es para lograr una “mayor claridad de los temas que puedan preocupar en el extranjero”.

“Queremos darle solidez a la transparencia en el caso de que ese camino se allane, tomaremos la decisión más responsable para todos los ecuatorianos, garantizando siempre el bienestar social, pero por el momento no se ha entablado un diálogo formal”, dijo el Ministro.

El anuncio se dio luego de la visita de Martínez a Washington, acompañado por la gerente del Banco Central, Verónica Artola, y el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez García, durante la cual se acordó la asistencia técnica para la optimización del gasto y mejoramiento del clima de negocios con el Banco Mundial (BM), así como avanzar con las líneas de crédito en curso para proyectos de interés de Ecuador.

Además, dio a conocer que su país también tendrá asistencia técnica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Departamento del Tesoro.

El Ministro calificó como “positiva” su visita a Washington, cuyo objetivo fue “retomar conversaciones con los mercados internacionales y los organismos multilaterales”, y “conocer la percepción que existe sobre Ecuador en el exterior”.

“Fue bastante positivo porque, tanto el Fondo como el BID, destacaron la nueva perspectiva de la política económica”, dijo Martínez.