Lunes 20 de agosto de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 7.18.2018

La CGT postergó la definición del paro hasta el martes y la CTA apuntó que "la dignidad no se negocia"

A través de un comunicado, la central obrera explicó cómo fue la reunión con los funcionarios del gobierno nacional, la agenda planteada y el ofrecimiento del gobierno. "El Consejo Directivo nacional abrió un compás de espera hasta el próximo martes" explicaron. En tanto que la CTA convocó a un paro para el jueves 14.

La Confederación General del Trabajo (CGT) postergó la definición del paro general hasta el próximo martes "a la espera de una respuesta sobre la agenda planteada, estableciendo un cuarto intermedio de la actual reunión", sostuvieron en referencia al cónclave que el Consejo Directivo cegetista realizó tras reunirse con funcionarios del gobierno nacional.

De ese encuentro participaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el vicejefe de Gabinete de la Nación, Mario Quintana, y el jefe de Gabinete del ministerio de Trabajo, Ernesto Leguizamón. En tanto que, de parte de la CGT, estuvieron presentes los miembros del triunvirato Héctor Dáer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmidt, más algunos miembros del Consejo Directivo.

En ella, el gobierno nacional ofreció un decreto para homologar un aumento extra del 5 por ciento para las paritarias que "fueron cerradas en valores diferentes a la inflación que se espera para este año", señalaron desde la CGT en un comunicado de prensa. Además, explicaron que Dujovne "subrayó que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional no afectará los intereses de los trabajadores ni los derechos de la seguridad social".

Vale recordar que fue el mismo triunviro de la CGT, Carlos Acuña, el que días atrás anunció que "el jueves (por hoy) hay una reunión del Consejo Directivo y se va a tratar este tema para ponerle fecha, porque ya no hay otra forma de protesta más que el paro". Sin embargo, el Consejo Directivo nacional "abrió un compás de espera hasta el próximo martes a la espera de una respuesta sobre la agenda planteada".

Ésta se basó en cinco punto. En primer lugar, "una norma concreta que evite los despidos y suspensiones en el sector público y privado por los próximos seis meses". También plantearon la "reapertura de las paritarias sin ningún tipo de limitación". El tercer punto fue "la eliminación en la base de cálculo del impuesto a las ganancias del Sueldo Anual Complementario a cobrar en el mes de julio".

También exigieron la "devolución en su totalidad y en forma urgente de los fondos correspondientes a los gastos de salud de la sobras sociales sindicales" y, por último, pidieron el compromiso de que no se modifique la actual Ley de Contrato de Trabajo.

Por otra parte, la CTA de Hugo Yasky y la de Pablo Micheli convocó a un paro y movilización para el jueves 14. "La dignidad no se negocia" es el título del comunicado de la CTA, en clara contraposición a lo dispuesto por los dirigentes de la CGT. De esta forma, Yasky y Micheli se unirían al paro que anticipó Hugo Moyano en caso de que no le otorguen a los camioneros el 27 por ciento de aumento que reclaman en la paritaria.