Miércoles 17 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
SINDICALES | 7.18.2018

Para evitar el paro, el gobierno convocó a una reunión con la CGT

Tras la presión ejercida ayer por Hugo Moyano, Macri les encomendó a sus principales funcionarios la misión de frenar el paro en el peor momento del gobierno.

Cuando todo indicaba que el llamado al paro general de la CGT tenía un rumbo ineludible, el gobierno nacional convocó al Consejo Directivo de la central obrera hoy a las 11:30 a una reunión en la Casa Rosada. Estarán presentes el jefe Gabinete de la Nación, Marcos Peña, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y funcionarios del ministerio de Trabajo.

La noticia de la reunión se conoció ayer alrededor de las 19 cuando, tras una reunión del los principales dirigentes de la CGT, Juan Carlos Schmidt anunció que había sido citados por el Gobierno. El miembro del triunvirato que conduce al sindicalismo argentino avisó que le van a llevar la agenda de los trabajadores y exigirle "un cambio del rumbo económico".

"Ahora la pelota la tienen ellos" sostuvo, aunque admitió que es difícil que se pueda alcanzar un acuerdo. Es que uno de los principales reclamos de los dirigentes sindicales será la reapertura de las negociaciones salariales, en el marco de una escalada inflacionaria que golpeó el poder adquisitivo.

Sobre esto será difícil que se puedan alcanzar consensos porque se prevé que la semana que viene el gobierno nacional anuncie el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y, se sabe, en las condicionalidades que tendrá Mauricio Macri y su equipo para recibir un crédito del organismo no figura subir salarios, sino todo lo contrario.

El objetivo del oficialismo será tratar de evitar el paro general que, se esperaba, iba a ser anunciado hoy, según los propios dirigentes de la CGT. Ayer, Hugo Moyano ya dio un paso adelante que le marcó la cancha a la actual conducción sindical. El posible paro que anunció para el jueves 14 dividió las aguas dentro del Consejo Directivo: algunos estarían de acuerdo en llamar el paro para ese día y otros prefiere patearlo para más adelante. El gobierno nacional sabe que se reunirá con dirigentes sindicales que en agosto deberán dejar sus cargos en la CGT por la realización de la elecciones.