Viernes 21 de septiembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 15.18.2018

Masacre israelí en Gaza: “ha sido un festival de sangre a manos del ejército de ocupación”

Denunció el presidente de la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe, Rafael Araya Masry, con respecto al asesinato de 58 palestinos y los más de 2700 heridos, durante las protestas en rechazo al traslado de la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén. “El descaro con que Israel lleva a cabo esta masacre, a vista y paciencia de todo el mundo, va a tener algún día justicia universal”, afirmó.

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha declarado tres días de luto con motivo del asesinato de 58 palestinos y más de 2000 heridos por parte del Ejército de Israel, durante las manifestaciones en rechazo al traslado de la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén, que fueron violentamente reprimidas.

Alrededor de 35.000 manifestantes se congregaron en la valla fronteriza en protesta a la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, que “viola todas las normas del derecho internacional y las resoluciones de la ONU (particularmente la Resolución 2334, aprobada por el Consejo de Seguridad, que vuelve a hablar de la ilegalidad de los asentamientos, de las colonias y de la ocupación del territorio de Jerusalén Oriental, destinada a ser la capital del futuro estado de Palestina)”, como explicó a Política y Medios el presidente de la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe (COPLAC), Rafael Araya Masry.

“Ha sido un festival de sangre a manos del ejército de ocupación, porque no es posible que un pueblo que está manifestándose dentro de su territorio, que no pasó un milímetro de las vallas que Israel instaló en la Franja de Gaza, a la que ha convertido en un verdadero coto de caza, sea reprimido de esta forma desde el exterior. Es un crimen incluso transfronterizo, desde un país hacia otro”, aseguró.

“Además, los asesinatos se producen de una forma brutal: la mayor parte de ellos son cometidos por francotiradores, que disparan desde 300 mil metros de distancia, y utilizan municiones prohibidas por todas las convenciones internacionales, balas explosivas. Si consideramos la manifestación de hace dos semanas atrás, ya ha sido 19 personas amputadas por estos proyectiles. Es decir, el que no muere sufre lesiones para toda la vida”, explicó.

El presidente de la COPLAC denunció “la impunidad absoluta que hoy la comunidad internacional en general, salvo excepciones, ha otorgado al régimen israelí para perpetrar este tipo de crímenes. Envalentonado, además, por la apertura de la embajada norteamericana en Jerusalén y por la impunidad que le otorga el veto de Estados Unidos en la ONU”.

“El descaro con que Israel lleva a cabo esta masacre, a vista y paciencia de todo el mundo, va a tener algún día justicia universal, a través de un tribunal internacional, porque Palestina se va a inscribir a todos los organismos, incluida la Corte Penal Internacional, y esto va a tomar otro cariz”, sentenció.

Las protestas comenzaron mientras las fuerzas policiales de Israel preparaban el traslado de la embajada, cuya ceremonia oficial de inauguración “fue echa entre gallos y media noche, con la presencia de siniestros personajes como Sheldon Adelson, gran financista de las campañas políticas de Benjamín Netanyahu, confirmando una vez más que Israel se ha convertido en una base militar norteamericana, en el más grande de los portaaviones que Estados Unidos tiene fuera de su territorio, en una fuente de control para generar un estado gendarme que vigile a toda el área, rica en recursos naturales y sobre todo en hidrocarburos”, afirmó Araya Masry.

Sin embargo, dijo, “afortunadamente la decisión de Trump no ha sido acompañada por la mayor parte de sus países aliados. Fue escasa la presencia de embajadores de otros países en la ceremonia de inauguración de esa embajada, a la que no asistió ningún país de Europa, ni Rusia, ni China”.

En medio de la violenta represión israelí, el presidente norteamericano festejó desde la red social Twitter la inauguración de la embajada: “Gran día para Israel. Felicitaciones”.

“Es único Jefe de Estado que gobierna y sostiene sus relaciones internacionales a través de Twitter”, dijo Araya Masry.

Sin embargo, “hay que convenir que la promesa de trasladar la embajada norteamericana de Tel Avid a Jerusalén viene desde la campaña de Bill Clinton, siguió con la de George W Bush, la de Barack Obama y el que la cumple es Donald Trump, en contra de los que piensa gran parte de la comunidad internacional. La presión dentro del propio país, y la transversalidad con que el lobby judío en Estados Unidos actúa sobre demócratas y republicanos, es tremendamente fuerte”, explicó.

Por otro lado, “se ha creado otra gran organización de judíos poderosos en Estados Unidos, que defiende la teoría de los dos Estados, la vuelta a la frontera del 67 y Jerusalén Oriental como capital del Estado palestino. Comienza a generarse una interna al interior de la propia comunidad judía norteamericana, que en algún momento va a tener el peso suficiente como para incidir en las decisiones políticas que el gobierno de Estados Unidos tome respecto a Israel”, concluyó el presidente de la COPLAC.