Domingo 19 de agosto de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 9.18.2018

Brasil: impiden la visita de la Comisión de Derechos Humanos a Lula

Por orden de la jueza Carolina Lebbos a los parlamentarios se les prohibió la entrada a la sede de la Policía Federal de Curitiba, aunque la solicitud fue notificada con antelación a las autoridades policiales. El presidente de la Comisión, Luiz Couto, afirmó que la negativa es una “señal clara que el poder judicial está tratando esa prisión como política”.

Este martes, la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara de Brasil (CDHM) denunció que no se les permitió la entrada a la sede de la Policía Federal de Curitiba, para visitar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado desde hace más de un mes.

A la comitiva de parlamentarios, que integraban la Diputada María de Rosario (PT-RS), la diputada Luizanne Lins, el diputado Dionilso Marcon (PT-RS) y el diputado y presidente de la CDHM, Luiz Couto se les impidió la entrada, por orden de la jueza Carolina Lebbos, aunque la visita ya había sido notificada.

Couto aseguró que acudirán al presidente de la Cámara para que denuncie el irrespeto total a la autonomía de la Comisión.

“Cuando tenemos requerimientos aprobados y una jueza, sin ninguna justificación plausible, nos impide hacer esa visita es señal clara que el poder judicial está tratando esa prisión como política”, afirmó Couto.

Por otro lado, la parlamentaria Luizianne Lins se refirió a la “grave situación de los derechos humanos” en Brasil y ratificó que el aislamiento como medida fiscal es una violación de la prerrogativa.

“La fiscalización es prerrogativa del Legislativo, cuando una jueza intenta impedir que se realice esa función, estamos viviendo realmente un estado de excepción”, dijo Lins.

Asimismo, la diputada María del Rosario agradeció a los militantes que permanecen en vigilia en Curitiba y sentenció que “queremos a Lula libre inmediatamente, porque es inocente y para que sea candidato, lidera todas las encuestas, es el presidente que el pueblo desea, pero hoy es un preso político”.

Desde que Lula fue detenido, el 7 de abril último, diferentes autoridades y personalidades han denunciado su aislamiento. Por orden de la jueza Lebbos, no se le han permitido sus controles médicos y se ha prohibido la visita de amigos, de autoridades y líderes políticos, como la expresidenta Dilma Rousseff, del teólogo Leonardo Boff y del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.