Miércoles 17 de octubre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 8.18.2018

Brasil: activista LGTBI fue asesinada en Río de Janeiro

La policía de ese país aún desconoce las razones del asesinato de Matheus Passareli, quien estaba desaparecida desde el pasado 29 de abril.

La policía brasileña confirmó el asesinato de Matheus Passareli, estudiante de artes audiovisuales de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro y activista de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) desaparecida desde el pasado 29 de abril.

Aunque las autoridades desconocen las razones del asesinato, la investigación indica que sucedió en la madrugada del domingo y creen que el cuerpo fue quemado.

Según la Delegación de Descubrimiento de Paraderos (DDPA) de la Policía, la activista murió a manos de un grupo criminal, cuando ingresó a una favela al norte de la ciudad de Río de Janeiro.

Passareli, de 21 años, salió de una fiesta y fue vista por última vez alrededor de las 19:30 hora local, pero no llegó a su casa.

Sus familiares iniciaron una campaña de búsqueda en la favela y en las redes sociales, pero la búsqueda por la zona de la desaparición tuvo que ser detenida para no “poner más vidas en peligro”.

“Tuvimos que detener la búsqueda y concentrar las energías en las investigaciones de la institución. Según información, mi hermana fue ejecutada al entrar en una de las comunidades del barrio”, expresó su hermano Gabriel Passareli.

“La angustia se transformó en el trabajo compartido de encontrar a la persona que más amé y acompañé durante la vida”, expresó en las redes sociales.

Y agregó que las últimas informaciones sobre el asesinato “demuestran diferentes caras de la crueldad a la que estamos sometidos”.

Passareli o Matehusa, cómo la apodaban, se autodefinía como no binario, al no identificarse con el sexo masculino ni femenino.

Su asesinato, poco tiempo después de la muerte de la concejal Marielle Franco, se da en medio de la militarización de Río de Janeiro por orden de Michel Temer, hace dos meses. Según los datos del observatorio de la intervención, en este tiempo se duplicaron los tiroteos, las balas perdidas y las muertes.