Miércoles 14 de noviembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 28.18.2018

En una sesión maratónica, Tagliaferro pudo aprobar las rendición de las cuentas municipales con cuestionamientos de la oposición

La presidenta del concejo Natalia Favarelli desempató una sesión maratónica en Morón, que trataba la rendición de cuentas del intendente Tagliaferro. Desde Unidad Ciudadana y el Frente Renovador denunciaron el recorte en áreas sensibles como hábitat y salud.

En Morón, Cambiemos hizo valer el voto de la Presidencia del Honorable Concejo Deliberante para aprobar, por 13 votos a 12, la Rendición de Cuentas municipales de 2017 presentada por el intendente Tagliaferro, en una sesión maratónica que duro más de siete horas.

Los bloques de Unidad Ciudadana, GEN, Frente Renovador y PJ coincidieron en que hubo muy pocos datos aportados por el oficialismo sobre los gastos del municipio, y se quejaron por el poco tiempo que tuvieron para estudiar el expediente.

El presidente del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Hernán Sabatella, manifestó que “notamos que la salud pública no es una prioridad para el PRO. Invirtieron 100 millones de pesos menos en políticas sanitarias”, además agregó que en materia habitacional el municipio “solo ejecuto el 26% del presupuesto".

Desde Unidad ciudadana apuntaron contra el jefe comunal ya que “replica las políticas del macrismo a nivel provincial y nacional gobernando para unos pocos en detrimento de las grandes mayorías”.

Por parte del Frente Renovador, el concejal Marcelo González cuestionó que "mientras ampliaban en más de 55 millones el presupuesto de la empresa de recolección que presta un pésimo servicio y en 2017 le pagaron 530 miillones de pesos, al servicio de atención hospitalaria, con todas las dificultades que está atravesando, le sacaron casi 100 millones".

Por último, González concluyó que "lamentablemente la falla de apego a las normas del Gobierno local y el ocultamiento de mucha documentación importante sobre los gastos, impidió que avancemos sobre un mayor control de las cuentas municipales. Es evidente que algo quieren ocultar".