Miércoles 26 de septiembre de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 27.18.2018

La Cámara Baja aprobó la reforma del jury de enjuiciamiento de Vidal

Para el oficialismo, la ley va a dar mayor celeridad a los procesos judiciales contra jueces y fiscales. En Unidad Ciudadana criticaron que la reforma está hecha a medida de los intereses del Ejecutivo.

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó la reforma a la ley N° 13.661 que legisla el proceso y metodología de los juicios contra jueces y fiscales. La propuesta fue anunciada por la Gobernadora durante la apertura de sesiones legislativas y ayer obtuvo el apoyo del Frente Renovador.

El objetivo de la modificación, según el oficialismo, es darle agilidad a los jurys contra magistrados. El cambio más importante es el que establece que los jurados de enjuiciamiento no modifiquen su composición en medio de los procesos. Sucede que quien preside el jurado es el presidente de la Corte bonaerense y este es un cargo rotativo. Lo mismo sucede con los legisladores al momento de renovar sus bancas. La reforma establece que quien se haya iniciado como presidente del jury continúe como tal, incluso una vez que su cargo rote en la Corte, y que, siempre y cuando los legisladores parte del jury sigan en su condición de legisladores, tampoco sean removidos del jurado.

El Frente de Izquierda se opuso a la reforma por considerar que apunta a "disciplinar a los jueces que falla contra el gobierno". En ese sentido, el diputado Guillermo Kane dijo que la ley "tiene nombre y apellido", en referencia al jury contra el juez Luis Arias. Tras su discurso, el diputado de Cambiemos, Walter Carusso, le explicó a Kane que una de las modificaciones que se introdujo es que la ley se aplique de forma retroactiva, es decir, que en el caso del jury a Arias, se le aplicará la ley de enjuiciamiento anterior y no la aprobada ayer.

De parte de Unidad Ciudadana, que votó en contra, Lucía Portos, diputada y representante de la oposición en el Consejo de la Magistratura, sostuvo en su discurso que "quieren diseñar un poder judicial disciplinado".

La reforma pasará a debatirse y votarse en el Senado, donde se espera que Cambiemos logre una cómoda mayoría para su aprobación.