Martes 21 de agosto de 2018
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 27.18.2018

Niegan atención médica a Lula

Una jueza de Curitiba prohibió la visita del doctor del exmandatario brasileño, quien debe realizarse controles rutinarios y no han sido autorizados desde que fue detenido. En un comunicado del PT, aseguran que esta decisión “es un crimen contra la humanidad, que tendrá repercusión internacional”.

Argumentado que “no hay indicación de urgencia”, la jueza Carolina Lebbos prohibió que Luiz Inácio Lula da Silva recibiera la visita de su doctor para exámenes de rutina, que el exmandatario debe realizarse frecuentemente debido a su edad y el cáncer que padeció.

Desde que Lula fue detenido en la prisión de Curitiba, el 7 de abril último, no se le han permitido sus controles médicos. Además, la jueza Lebbos ha prohibido la visita de amigos, de autoridades y líderes políticos, como la expresidenta Dilma Rousseff, del teólogo Leonardo Boff y del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

La negativa constituye una violación de la Ley de Ejecución Penal (Ley 7.210 / 1984), que garantiza el derecho del ciudadano en prisión a recibir visitas de cónyuges, parientes y amigos en días determinados, como explica un informe del senador brasileño João Capiberibe, aprobado este miércoles por la Comisión de Derechos Humanos (CDH).

“La violación a ese derecho ha perjudicado al ex presidente que se encuentra en estado de soledad”, asegura el informe.

El diputado federal Paulo Pimenta, líder de la bancada del Partido de los Trabajadores (PT) en la Cámara, dio a conocer la negativa de la jueza con respecto a la visita médica a Lula y denunció una vez más el confinamiento y aislamiento a que está siendo sometido el expresidente (quien continúa liderando las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre, aun estado detenido).

Pimenta, junto a la senadora y presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, y líder del PT en el Senado, Lindbergh Farias, hicieron público un comunicado al respecto, donde aseguran que la decisión de la jueza Lebbos es “otra injusticia contra Lula”, y “un crimen contra la humanidad, que tendrá repercusión internacional”.

A continuación, publicamos íntegramente el comunicado: Negar asistencia médica a Lula es un delito contra la humanidad.

La petición para que los médicos Rui de Oliveira y Darley Rugeri Wollmann Jr visiten al ex presidente Lula fue protocolada en la semana pasada, directamente a la jueza de ejecución criminal Carolina Moura Lebbos, del 12mo. Juzgado Federal de Curitiba. Ante la falta de respuesta de la jueza, la petición fue re reinterpuesta hoy (25) y negada bajo el absurdo pretexto de que no hubo "alegación de urgencia".

¿Cómo no hay urgencia? Lula tiene 72 años de edad; que se encuentra en tratamiento de cáncer en la garganta desde 2011, venía practicando ejercicios físicos diariamente bajo la supervisión del Dr. Rui de Oliveira y hacía evaluaciones cardiacas periódicamente (monitoreo de presión, por ejemplo), estudios para los cuales se puso a disposición el Dr. Darley Wollmann, de Curitiba.

Lula, que está preso en régimen de aislamiento en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba por decreto ilegal e injusto de Sergio Moro, tiene derecho fundamental a asistencia médica como cualquier ciudadano, dondequiera que se encuentre.

La decisión de la jueza es más una arbitrariedad de la Lava Jato en contra del mayor líder popular del país. Es otra injusticia contra Lula. Es una actitud mezquina y cruel. Es un crimen contra la humanidad, que tendrá repercusión internacional.